Una historia detrás de los Juegos Olímpicos de Invierno en Sochi

 

 Un hombre viaja 1600 kilómetros de Moscú a Sochi para salvar 11 perros callejeros

Las autoridades locales contrataron una empresa de caza para “adecentar la ciudad”

Igor Ayrapetyan, un hombre que vive en Moscú, decidió recorrer en su vehículo particular los 1600 kilómetros que separan Moscu de Sochi para adoptar 11 perros callejeros que iban a ser “cazados y descartados” por la empresa Basya, contratada por las autoridades locales para “adecentar la ciudad” de cara a los Juegos Olímpicos de Invierno. Según, Alexei Sorokin, el director de la compañía, son miles los que recorren la ciudad y que además suponen un peligro para los niños.
Pues bien, Igor llamó a su amigo Andrei para poder turnarse al volante en las 20 horas de viaje, y a su padre para que cuidara de su casa en su ausencia. Una vez allí recogió a once perros para ponerlos a salvo.
Hizo pública su historia y eso empujó a otras personas a acercarse hasta Sochi para recoger más animales. Asegura que iban muy justos de dinero por lo que hicieron un llamamiento por internet y algunas personas les hizo ingresos de diferentes importes que les permitió hacer el viaje.

El hombre expresó que:  “Desde la infancia he soñado en convertirme en veterinario”. “En lugar de eso me convertí en economista y abogado. Pero esto no me ha traído alegría y volví a hacer lo que siempre he querido”,

Esta entrada fue publicada en Slider. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario