La varita mágica

varita
Cuando somos tocados ´por la varita mágica del Estado, perdemos como los indígenas que canjearon oro, por espejitos. De la misma forma somos engañados y robados. ¿No lo cree? Durante 30 años, como mínimo, somos forzados a depositar un 21.76% de nuestro salario, en pesos, para que sean utilizados por los Gobernantes de turno, para sus tramoyas. El poder adquisitivo, con las inflaciones que se han vivido en el país, a los pocos meses, pierde su valor. Como una gran concesión, nos devuelven los valores históricos de los últimos 10 años, sin intereses ni actualizaciones, en cuotas.
Es evidente que cuando hacemos una inversión, queremos una utilidad, venga de donde venga, pero cuando el Estado se entromete, siempre el ciudadano, pierde. Entonces como infinidad de cosas en particular, éste gobierno, nos miente otorgándonos una pensión y no una jubilación. Nos engañan en forma tan evidente que solo nos preguntamos ¿Somos tontos o somos cómplices de los políticos? Así, siempre continuaremos pagando mientras otros vivirán a costa nuestra.
Gracias
Andres A Beaver
Lincoln – Bs As
Esta entrada fue publicada en Carta de lectores. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario